Please enable / Bitte aktiviere JavaScript!
Veuillez activer / Por favor activa el Javascript![ ? ]

Golpe del Barça en el Carpena para ponerse a un partido de la final (79-90) | VIDEO-RESUMEN

El Unicaja volvió a jugarle de tú a tú al Barça, esta vez sin ofrecer su mejor juego si bien compitiendo siempre y en toda circunstancia de forma salvaje, mas no pudo afianzar la victoria del viernes en el Palau Azulgrana (79-90). Nada se ha perdido aún, el 2-1 está ahí mas la eliminatoria está totalmente viva. Por energía y baloncesto, hay gran equilibrio, lo que es ya una hazaña en sí que no hay que olvidar.

Fue mejor el Barça en la segunda mitad, más próximo esta vez a sus encuentres que en el segundo partido. El Unicaja rigió a lo largo del segundo cuarto y algún tramo del tercero, mas los de Jasikevicius cambiaron el paso. Volvió a haber un punto de ansiedad y precipitación del cuadro de Ibon Navarro en ciertos instantes del partido. Es una parte del juego que se plantea y la frontera entre ser arriesgado y ser imprudente es fina, mas hay que terminar siendo leal con el estilo. No se aprovecharon instantes específicos con el aire a favor. Y, claro, el Barcelona jugó un notable partido, siendo preciso y concluyentes cuando tocó. No es preciso decir que el mejor nivel de los blaugranas es más alto que el malagueño. La diferencia final no debe llevar a engaño. Hubo mucha igualdad y el partido estuvo en varias posesiones.

El Unicaja mandaba al reposo (43-40) tras un primer tiempo en el que había sufrido ciertos raspones como las 3 faltas de Carter y Osetkowski, jugadores estratégicos que se cargaron veloz. Dominaba el Unicaja 17-12 marcando el territorio mas el Barcelona aprovechaba un parcial de cero-8 para mudar la activa del encuentro, encontrando un par de triples abiertos. No estaba incómodo el equipo malagueño, reaccionando veloz. Hurto de Alberto tras canasta para triple en carrera de Djedovic y favorecer el tiempo fallecido de Jasikevicius (24-22). Había algún desajuste en la defensa cajista con Kalinic y Satoransky. El equipo malagueño procuraba eludir el desequilibrio con dos jugadores perjudiciales en el poste bajo por su tamaño ante pares más pequeños.

El Barça controlaba bien las transiciones y contraataques malagueños hasta el momento en que Perry le pudo meter un tanto de rock and roll al encuentro, si bien las distancias eran bastante cortas. Una antideportiva a Carter por el hecho de que tocó con el codo a Laprovittola en una entrada en la que el argentino hacía falta encendía al Carpena. En estos instantes hay que administrar bien las situaciones y los nervios. El público aprieta y hace su papel, mas no dejarse llevar por la corriente y templar es esencial. El Unicaja iba dominando sus emociones y ha crecido emotivamente mucho a lo largo de la época, mas falta un paso más. En el arreón final, triplazo de Kalinoski, tapón brutal de Kravish, más atlético de lo que semeja, a Kuric y dos tiros libres del espléndido escolta de Ohio para ir al reposo con ligera ventaja y buenas sensaciones. El partido era de tú a tú. Y eso frente al primero de la liga regular y equipo de Final Four hay que valorarlo.

Salió bien el Unicaja tras el reposo con un mate de Gruta que favorecía el tiempo fallecido del Barcelona (49-45), mas vino de manera rápida la contestación con un parcial de cero-8 de los blaugranas, con dos triples de Satoransky. No es en especial fiable el checo desde la línea, mas ya en el partido de liga regular en Málaga fue clave metiendo desde ahí. Hubo un instante crítico en el que daba la sensación de que el contrincante rompía (53-60), mas el Unicaja se sujetó al partido. Metía de 3, con Kuric, el Barça y Ejim respondía desde el rincón. Costaba más correr y el juego era menos fluido en estático. No aprovechó el Unicaja que estaba en bonus desde 7 minutos y medio ya antes del final del cuarto. En parte pues los árbitros se tragaron ahí el silbato y asimismo pues faltó algo de agresividad al aro. La situación era de nuevo frágil con 4 tiros libres de Mirotic y Jokubaitis en los últimos segundos (60-66) del cuarto.

En el último cuarto, el Unicaja tuvo opciones muy reales en los dos últimos minutos, mas lastró el mal día en el triple y que esta vez sí ganó el rebote el equipo blaugrana, que halló situaciones para triples de Kalinic y Laprovittola que hicieron despegar hasta los 9 puntos (66-75). Volvió el Unicaja hasta los 4 puntos, mas no concretó el ataque. Y el Barça ya fue irreprimible. La serie prosigue en el alero. El Unicaja se merece una quinta parte partido en Barcelona y este martes hay una ocasión de forzarlo. Haciendo caso a Ibon, el equipo está para 5 partidos en 10 días y medrará a lo largo de la serie. Aún queda serie.

TiroAlpalo