Please enable / Bitte aktiviere JavaScript!
Veuillez activer / Por favor activa el Javascript![ ? ]

El Barça acaba con el Unicaja en el cuarto partido de la serie (75-87) | VIDEO-RESUMEN

Si el Real Madrid arrolló el día de ayer al Joventut en Badalona, su máximo contrincante, el Barça, contestó este martes con una exhibición en Málaga para noquear al Unicaja por 75-87 y acceder a su quinta final seguida de la Liga Endesa, con el tercer Tradicional sucesivo en la lucha por el título. El equipo de Sarunas Jasikevicius, imperial en el tercer cuarto (15-28), no dio opción a su contrincante que anuló desde la defensa, con mejor porcentaje en tiros de campo (58.2 por ciento frente al 43.1%) y siendo superior en el rebote (32 a 25), singularmente en el protector (28 a 16).
Con 4 jugadores con 10 o más puntos (Mirotic, Satoransky, Abrines y Kuric), el actual subcampeón va a tener la ocasión de tomarse la revancha frente al actual vencedor de España y de Europa al que se ha medido en 6 ocasiones esta temporada con un cómputo equilibrado con 3 triunfos para cada bloque. Sendos equipos van a repetir final por novena vez en las últimas 12 temporadas.

Para el cuarto encuentro, el Unicaja hizo 3 cambios en comparación con quinteto que empezó en el tercer envite: Kravish, Brizuela y Ejim. El choque comenzó siendo un frente a frente desde el perímetro: dos de Satoransky y uno de Laprovittola en frente de los de Kravish en un principios con ritmo, opciones alternativas y en el que las defensas estaban muy concentradas en las pinturas (8-11 a falta de 6:45).

Perry debió ser reemplazado por un instante por inconvenientes físicos y Carter, MVP de la final de Copa de febrero, fue el escogido para sustituir al base macedonio. Los de Jasikevicius, con más presencia en el campo izquierdo de su ataque, terminaban sus aproximaciones con fluidez. La ofensiva local perdió fuelle por la intensa defensa blaugrana, atentísima a los pases interiores.

A las anticipaciones azulgranas se agregó la pérdida de eficiencia en los tiros de campo del club malagueño. El Barcelona rotó a su quinteto y jugadores como Nnaji y Da Silva estaban resaltando patentizando su profundidad de plantilla.

El conjunto andaluz encadenó múltiples acercamientos sin anotar, fruto de la defensa visitante y el fallo en sus canastas abiertas desde la línea de 6.75 metros. Un atasco ofensivo que aprovechó el F.C. Barcelona para plegar en puntos a su contrincante. Al vencedor copero le pasó factura su bajo porcentaje en tiros de dos, con 2/8 anotados frente al actual subcampeón liguero, firme en rutas zonas.

Brizuela y Satoransky lideraron a sus equipos en los segundos iniciales del segundo tiempo. La defensa zonal del equipo de Ibon Navarro redujo la superioridad de su contendiente en ataque. El Unicaja le dio más velocidad a su ofensiva que provocó 4 faltas de su contrincante con las que entraba el F.C. Barcelona en bonus en prácticamente dos minutos de cuarto (19-25 a falta de 8:11).

Los de Málaga sometían al Barna que paró el arreón local con un tiempo fallecido pedido por Jasikevicius tras el parcial de 8-2. El club barcelonés reaccionó registrando un parcial de 0-6 en un tramo de semifinal abierto en el que salió favorecido en el intercambio de golpes para regresar a situar el beneficio en 10 puntos (21-31). Navarro debió solicitar tiempo fallecido para frenar la reacción visitante.

El adiestrador de España solicitaba más agresividad en defensa, al no haber entrado aún en bonus con dos faltas por hacer. El Unicaja proseguía cancelado desde el perímetro y, a pesar de su yerro exterior, logró reducir la diferencia desde la línea de tiros libres y la verticalidad de Carter como desatascador.

En los dos minutos finales de la primera mitad, Kalinoski terminó con la sequía exterior tras múltiples tentativas sin éxito. La defensa local contuvo el juego interior del Barna, mas no desde fuera con un atinado Abrines con 2/3 en triples a fin de que su equipo se fuera al vestuario con 8 puntos de ventaja (37-45).

La renta visitante se explicaba por los mejores porcentajes en tiros de dos (38.9 por ciento frente al 73-3 por ciento ), de 3 (31-3 por ciento ante 50 por ciento ) y su superioridad en el rebote protector (5 a 15). Los de Navarro no pudieron sacar interés de las 12 pérdidas blaugranas, que tresdoblaron las del conjunto malagueño.

Perry dirigió a los suyos en la recta inicial del segundo tiempo con 5 puntos seguidos. El Barça sostenía el ritmo sumando canastas gracias a la calidad individual checa de su dupla Vesely-Satoransky. El Unicaja subió su intensidad ofensiva para asombrar a su contrincante a la contra (46-51 a falta de 6:36).

El club andaluz ya había entrado en bonus en el ecuador del tercer cuarto al paso que el catalán no había cometido ninguna. La defensa del F.C. Barcelona mejoró en el trascurso del tiempo consiguiendo cortocircuitar el ataque local sin capacidad de hacer daño en la zona y llegando tarde a los tiros abiertos del bloque azulgrana. Kuric asimismo seguía desagradable desde el perímetro y su segundo triple en dos intentos provocó el tiempo fallecido de Navarro, al situarse su equipo a 11 puntos de diferencia.

Osetkowski acabó con el parcial de 0-8 visitante. Los de Jasikevicius no bajaban su agresividad protectora y sumó más de una canasta en transición. La verticalidad del juego coral del Barna entró en escena. El beneficio ya era de 15 puntos en frente de un Unicaja noqueado que le costaba hallar espacios en la pintura blaugrana.

El ritmo ofensivo del F.C. Barcelona no daba tregua. El bloque catalán elevó a 23 puntos su renta en un tercer cuarto de exhibición en las dos zonas y deseaba sentenciar su pase a la final lo antes posible. Debía proteger un +21 en el último tiempo merced al parcial de 15-28 en el tercer cuarto.

El quinto clasificado de la fase regular de la ACB fue en pos de una remontada recordable. Su parcial de salida de 5-0 puso inquieto a un Jasikevicius que fue descalificado por su segunda falta técnica al demandar con impetuosidad una caída de Vesely.

El pívot checo estrenó la cuenta anotadora del F.C. Barcelona tras el 7-0 encajado en los primeros acompases. Reacción de autoridad del combinado azulgrana que volvió a tener 21 puntos de ventaja (60-81 a falta de 5:50). El líder de la fase regular era mortal cuando su contrincante encadenaba múltiples ataques sin anotar.

El Barça bajó su acierto exterior en frente de un Unicaja que deseaba terminar lo mejor posible su gran temporada. Abrines o Satoransky no fueron tan concluyente en la línea de 6.75 metros excepto Kuric que extendía su eficiencia a 3/3. En los últimos acompases, el bloque malagueño pudo recortar distancias despidiendo una histórica temporada tras bastante tiempo.

TiroAlpalo