Please enable / Bitte aktiviere JavaScript!
Veuillez activer / Por favor activa el Javascript![ ? ]

Baloncesto

El Real Madrid es de nuevo rey del baloncesto de España. No hay mayor fallo que dar por fallecidos a los grandes Campeones, y este año, a muchos no les entraba el Madrid en las quinielas a final de temporada. Mas este equipo forjado en las supones del Tártaro no comprende de imposibles, y este domingo ha dado por concluida su última gesta con la conquista del título de la ACB, el 36º de la historia del club, frente al Barcelona (81-74), en el cuarto partido en el Wizink Center.

Lo afirmó Mirotic en la anterior, el Barça estaba dispuesto para estas situaciones de presión, y no falló. Los blaugrana se pusieron serios para ganar por 77-83 al Joventut en un Olímpic de Badalona que rozó el lleno, y recobró así el mando en el playoff semifinal (2-1) con opción a sentenciar en el cuarto partido de este viernes. Los de Jasikevicius no se dejaron el mínimo margen, dominando desde el principio con ventajas que llegaron a ser de diez en dos fases diferentes y sentenciando en la recta final con tiros clave de Mirotic y Calathes. El montenegrino, con 18 puntos, y Higgins, con 13, lideraron al equipo barcelonés, superior en rebote y en segundas opciones. El Joventut, a pesar de ir a remolque, no se rindió hasta el final, empujado por la determinación de Tomic (21) y el acierto de Willis (17).

Se leyó en un cartel lumínico ya antes del partido. Detrás, las plantillas de los dos equipos aplaudiendo, y los árbitros. Un bonito recuerdo al adiestrador Madridista, que ya está en su casa tras padecer el último día de la semana un infarto. El Madrid deseaba dedicarle la victoria, devolverle a una final, la 33ª desde 2011, la décima de Liga en su era, y lo logró a pesar de las embestidas del Baskonia y de Baldwin (26 puntos). Al final, como reconocía el adiestrador vitoriano, Neven Spahija, el talento se impuso (77-85), y el físico, en una exhibición apabullante de Edy Tavares con 23 tantos (8 de 13 de dos y 7 de 8 desde la personal), 12 rebotes, 2 asistencias y 2 tapones para 36 valoración (iguala el récord blanco, de Tomic y de Herreros, en un duelo de playoff).

El Barça precisa recobrar la firmeza perdida si aspira a llegar a la Final ACB para poder proteger el título de Liga Endesa ganado la pasada temporada. Un par de días tras pasar sobre el Joventut en la apertura de la semifinal que les encara (89-72), el irregular conjunto blaugrana cambió de cara y se ha visto totalmente superado por una Penya considerablemente más intensa, con más criterio y que ha cuidado el balón interminablemente mejor. El equipo de Carles Duran ha resistido los arreones de los locales en la primera mitad para tomar el mando en el tercer cuarto y dirigirse cara una justa victoria por 81-87, que le deja quitar el beneficio de campo en la serie a su eterno contrincante, al que no ganaba a domicilio desde el 2 de noviembre de 2014. El tercer partido va a tener sitio el próximo miércoles (21.00 horas) en el Pavelló Olímpic de Badalona.