Please enable / Bitte aktiviere JavaScript!
Veuillez activer / Por favor activa el Javascript![ ? ]

Alcaraz tumba a su primer rival en dos sets (6-3, 7-6)

Carlos Alcaraz superó un enredado debut en el Masters 1.000 de Canadá -en la ciudad de Toronto este año- ante Ben Shelton en la madrugada de este miércoles al jueves. El flamante vencedor de Wimbledon debió olvidarse de las virguerías para solucionar la misteriosa estrategia de la joven perla de Norteamérica, a la que venció en un partido sentenciado en el tie-break del segundo set (6-3/7-6(3)).
No fue una 'vuelta al cole' agradable para el N.º 1 mundial, si bien el partido comenzó muy de cara para un Carlitos que estrenaba el cuadro de la ciudad de Toronto frente a un jugador al que seguro volverá a medirse en los próximos meses. Ben Shelton, el prometedor joven de la quinta de Carlitos que disputa este año su primera vira completa, es la enorme esperanza del tenis estadounidense, ahora lejos de sus mejores años de gloria.

Shelton, entendido de sus pocas opciones frente al flamante ganador de Wimbledon, optó por un plan de juego 'kamikaze' al resto. No deseaba ni medio peloteo, solo puntos cortos resueltos con derechazos potentes con capacidad para asombrar a un Alcaraz algo atrasado en lo que se refiere a ritmo de pelota.

Alcaraz salvó el break en sus dos primeros turnos y se fue con la mínima ventaja en el marcador al primer reposo, si bien pronto lograría romper el saque de un contrincante tal vez algo agarrotado pro la magnitud del duelo. Shelton, de saque poderoso, apostó todo al resto y titubó en su segundo turno al servicio, renuncio que no dejó escapar el murciano para lograr una ventaja con la que jugaría sosegado hasta cerrar el primer set.

Alcaraz sembró calma con ese primer punto en su casillero, mas la realidad sería bien diferente en el comienzo del segundo set. Puesto que, si en el arranque del partido el murciano resolvió con sencillez los potentes restos de Shelton con la alternancia de saques, ahora le tocaba hacer en frente de un estilo de juego menos huracanado y de bolas más incómodas desde el otro lado de la red.

El de Norteamérica llevaba la iniciativa en el saque, y mientras que probaba su dominio de la técnica y la potencia en el momento de poner la bola en juego con sucesiones de puntos fáciles, hacía padecer a Alcaraz desde el resto con un estilo más protector.

Alcaraz no hallaba el hueco de la rotura, tampoco gozó de demasiadas ocasiones para hacerlo frente al avance sólido de su contrincante en el marcador, y al final debió solucionar en la circunstancia de partido donde siempre y en toda circunstancia se acostumbran a imponer los más grandes... en el tie break.

Alcaraz llegó al desempate en un instante de imprecisión con respecto al juego de su contrincante, mas las muertes súbitas siempre y en toda circunstancia son diferentes. No jugó bonito como habitúa, mas sí efectivo, y cerró un enredado partido de poco ritmo de bola para meterse en octavos.

En la próxima ronda le espera un contrincante complicado, el polaco Hubert Hurkacz, asimismo potente al servicio y cómodo en superficies duras de gran velocidad como sobre la que se disputa este campeonato. No va a ser un partido simple para el murciano, en especial si el polaco ha tomado nota de lo ocurrido hoy en la pista central de la ciudad de Toronto.

TiroAlpalo