Please enable / Bitte aktiviere JavaScript!
Veuillez activer / Por favor activa el Javascript![ ? ]

Carlitos se mete en la final de Wimbledon tras superar a Medvedev en 3 sets (6-3, 6-3, 6-3)

Carlos Alcaraz ha hecho historia este viernes 14 de julio. Con tan solo 20 años y 72 días se ha transformado en el cuarto jugador más joven en clasificarse para la final de Wimbledon tras Boris Becker, Björn Borg y Rafael Nadal. De igual forma es apenas el tercer de España que lo logra tras Manolo Santana (1966) y Rafael Nadal (2006-2008 y 2010-11).
Alcaraz sabía que debía subir el nivel ante Daniil Medvedev respecto a los cuartos con Holger Rune. Y eso es exactamente lo que hizo para cerrar un tanteo de 6-3, 6-3 y 6-3, en 1 hora y 50 minutos. Tras calentar con su hermano Álvaro, el murciano salió conectado, tocando la pelota más limpia que jamás.

La estadística no engañe y había cometido solo 5 fallos no forzados en el set inicial. Medvedev jugó perfecto en todos y cada uno de los juegos menos en uno: el octavo. Se confundió al saque con una dejada y después le penalizó su contrincante con un acertado resto de revés.

Carlitos encaró la primera pelota de 'break' en contra en el segundo juego de la continuación y la salvó tal y como si nada. Es lo que tienen los escogidos y lo que los hace diferentes a el resto.

El alumno de Juan Carlos Ferrero tenía clarísima la táctica y pasaba por apuntar del revés del contrincante. Medvedev volvía a solicitar misericordia para salvar su servicio con 1-1 y 15-40. No podría anular la tercera. La ruptura había sido idéntica a la primera manga con una devolución ganadora de revés.

Las cantidades del jugador de El Palmar sobre la moqueta verde ya comienzan a asustar: 15 partidos ganados por solo dos perdidos. El partido comenzaba a rememorar al monólogo de la pasada final de Indian Wells.

Alcaraz gozó al resto de las 3 primeras pelotas de segundo set, con 5-3 y 0-40. A la tercera fue la vencida con otro revés que levantó el polvo de la línea blanca.

El mejor tenista del planeta no deseaba que su recital terminara ahí. Por eso puso una marcha más para dejar aún más evidente la diferencia tenística entre el número uno y el número 3 del planeta.

Al de España le llegaron los nervios cuando gozaba de una renta de 3-1 y saque. Una doble falta devolvió al partido a su contendiente. Retornó a escena justo después con el 4-2 y volvió a perder el saque. El tercer set era una montaña rusa. Carlitos negaba con la cabeza sentado en la silla de cambios. Se rehizo y ganó.

Daniil se preguntaba en la anterior de qué manera le iba a sentar el estreno en la central de Wimbledon. Ya sabe la contestación. El dueño de esa pista es Alcaraz, con el permiso de Novak Djokovic.

TiroAlpalo